¡Cuida tu cabello esta nueva temporada! Consejos naturales para lucir un hermoso pelo

Lo que debes considerar

Si tienes el cabello muy fino o débil,  es conveniente agregar ampollas reconstituyentes y cortar las puntas cada treinta días. Es fundamental que sigas estos pasos porque  no resistirá el crecimiento que implica un peso para sus debilitadas raíces.

En cambio, si tu cabello es grueso y deshidratado distribuye el acondicionador desde las raíces hasta las puntas. En este caso, si bien es necesario recortar las puntas, no resulta imprescindible como en el anterior. Igualmente, se hace necesario, como en cualquier caso, evitar el florecimiento de las puntas que, de avanzar, puede alcanzar a las raíces y provocar su caída.

Fórmulas anti-sequedad

Liberar al pelo de suciedad es el paso básico que permite a cualquier tratamiento un mejor campo de acción. Recuerda elegir siempre shampoo suave. Aunque no tienen un poder limpiador tan profundo, puedes potenciarlo haciendo lo que recomiendan los peluqueros: realizar dos lavados, enjuagando la cabellera primero con agua tibia y por último con fría.

Luego, sobre el pelo bien escurrido, puedes aplicar bálsamo el producto desde la mitad del pelo hasta las puntas, si las raíces son grasas, aplica acondicionador sólo en las puntas. Pero si toda la cabellera está reseca, entonces no dudes en colocarlo cubriendo la superficie total. Inmediatamente después, conviene sumergir una toalla en agua bien caliente y escurrirla para envolver luego la cabeza. Para potenciar el efecto, coloca encima una gorra de plástico. Deja actuar el baño durante 25 ó 30 minutos.

Baño de crema extra-humectante

Para lograr resultados inmediatos, mezcla dos cucharadas de crema de enjuague con dos de oliva y una de jugo de limón. Coloca en todo el pelo (menos en el cuero cabelludo) y deja actuar durante cuarenta minutos. Peina varias veces de arriba hacia abajo (evita masajearlo) para que las escamas del pelo se cierren y el pelo luzca más saludable. Retira con abundante agua con limón.

Tratamiento del pelo con huevo y yogur

Mezclar un yogur natural con un huevo y batirlo bien. Esta mezcla debe ser aplicada durante diez minutos, y retirarse con agua tibia. Una vez por semana de esta aplicación funciona como un regulador de la producción de grasa.

Cuidado capilar con limón para cabellos grasos y finos

Hervir dos limones troceados en un litro de agua durante cinco minutos, filtrar la mezcla y colocarla dentro de un rociador. Esta loción debe ser aplicada tras los lavados de cabello habituales; gracias a sus propiedades astringentes, el limón es un excelente remedio para la seborrea, sobre todo en cabellos grasos y finos.

Cómo usar el acondicionador

Para el cuidado de todo tipo de cabello se debe utilizarse una dosis de acondicionador tras el shampoo. El acondicionador cierra los poros abiertos por el agua caliente, y funciona como lubricante, reparando y también ayudando al peinado.

Entre los preparados más potentes, se encuentran:

Suavizante natural: luego del lavado y enjuague normales, aplicar un chorrito de vinagre tratando de distribuirlo por todo el pelo. Este sencillo truco le dará un brillo especial. Luego, déjelo actuar durante 5 minutos y lave con abundante agua natural.

El lavado resulta mucho más efectivo si   agregas unas gotas de aceite de jojoba al shampoo  y luego crema de enjuague con unas gotas de aceite de rosa mosqueta o palta.

Crema de enjuague súper humectante: Al acondicionador que usas habitualmente, agrégale algún aceite, como el de palta, almendras, ricino o mosqueta y luego enjuaga como de costumbre.

Si tu pelo está teñido, con permanente o planchado, los daños son más difíciles de subsanar y requiere mucha constancia y paciencia. La noche anterior al lavado, separa tu melena en mechas y aplica en cada una de éstas unas gotas de aceite de ricino o almendras dulces, batida con una yema de huevo y una copita de rhum. Envuelve en un lienzo y luego en una tela impermeable, porque dormirás toda la noche con el pelo lubricado. A la mañana siguiente enjuágalo bien y lava con shampoo.

Shampoo natural cabellos normales

De ortigas con manzanilla: la ortiga es un reconstituyente para el pelo, planta muy utilizada para prevenir la calvicie. La manzanilla, tiene propiedades beneficiosas para el cabello, elimina el picor y la descamación. Además aclara el cabello y le da brillo.

Elaboración del shampoo: haz una infusión con un litro de agua y una cucharada de flores de manzanilla y añade una cucharadita de ortigas.

Shampoo natural para cabello graso

Shampoo de romero y huevo: el romero estimula el crecimiento del pelo, los huevos nutren el pelo y previenen su caída. Ambos suavidad y brillo.

Elaboración del shampoo: Realizar una infusión de una cucharadita de hojas y flores de romero en 1 vaso de agua. Dejar reposar durante 15 minutos. Añadir una yema de huevo y remover bien. Utilizar la mezcla como shampoo.

Shampoo natural para cabellos con caspa

Shampoo de hierbas: mezclar bien 10 gr. de salvia, 5 gr. de tomillo, una pizca de hojas de ortiga seca y 2 cucharadas de jabón neutro de bebés. Hervir la mezcla durante 25 minutos. Filtrar y lavarse el cabello.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest