Cuando el riesgo de cáncer de piel aumenta

Cuando el riesgo de cáncer de piel aumenta

Esta temporada lucir bronceadas puede tener efectos devastadores para la piel por el aumento de los rayos UV que son más dañinos en el norte de Chile


Frau mit Muttermal und Arzt mit LupeLa primavera ya está instalada, y el verano que ya se avecina es la oportunidad de lucir menos pálidas y usar ropa más ligera, sin embargo hay una mayor radiación UV, que según la Red Nacional de Medición Ultravioleta de la Corporación Nacional del Cáncer (Conac) se relaciona con cambios meteorológicos ligados a la capa de ozono. El físico de la Usach, Ernesto Gramsch encargado de esta red señala que “en el norte de Chile hay una baja de ozono que es permanente durante casi todo el verano, y esa baja de ozono, hace que llegue mucho más ultravioleta en el norte del país”.

“El daño solar es acumulativo en el tiempo y la manera de defenderse que tiene nuestra piel de esta agresión es fabricando melanina, entonces se produce el famoso bronceado, el cual es nada más y nada menos un mecanismo de defensa. Una piel bronceada no es saludable”, explica la Dra. Cristina Bello, dermatóloga de Red Salud UC.

¿Cómo se produce?
El cáncer de piel -asociado directamente con la exposición a los rayos del sol- ocurre cuando las células experimentan una transformación que se traduce en un crecimiento anormal que puede manifestarse de diversas formas. Entre las más frecuentes están: Melanoma maligno (el más agresivo); Carcinoma basocelular (más frecuente, aunque con baja probabilidad de metástasis, por lo que detectarlo precozmente facilita su tratamiento y secuelas locales) y Carcinoma espinocelular (los factores de riesgo para su desarrollo son la exposición solar y de menos relevancia, algunos carcinógenos químicos como el arsénico, radiaciones, inmunosupresión, fístulas y cicatrices).

¿Cuándo consultar?
Los dermatólogos han establecido una regla llamada ABCDE que determina las condiciones o características de un lunar o mancha en la piel que puede ser sospechosa y requiere ser evaluada.

¿Cómo prevenir?
Uso de foto protectores solares con factor de protección solar 30 o mayor, aplicado 30 minutos antes de exponerse al sol y reaplicarlo cada tres horas.
Evitar la exposición prolongada al sol entre las 11:00 y 15:00 horas
Utilizar ropa adecuada que proteja del sol.
Uso de sombreros.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest