Cuando el tamaño sí importa

SEM5 nota_tamanoi frecuentemente se te rompen o resbalan los condones puede ser que formes parte del 35% de los hombres a los cuales la talla estándar de preservativos no le queda buena.

Para poner correctamente un preservativo es necesario practicar, reconocer el lado hacia dónde se desenrolla y saber apretar con los dedos el preservativo para que no entre aire en la punta. Si sabes hacer bien todos esos pasos y aún así se resbala o se rompe, quiere decir que tienes que considerar cambiar la talla.
Los penes son como los pies, cada uno tiene su propio tamaño y grosor, y así como nadie baila bien con zapatos grandes o apretados, el sexo es menos divertido si te queda grande o pequeño el condón. Recuerda que este debe adaptarse como si fuera una segunda piel.
Si tu pene erecto mide entre 12 y 14 cm puedes tranquilamente seguir usando los preservativos que venden en todos lados. Si mide más de 14 cm es necesario usar una talla grande que dependiendo de la marca cambia el nombre. Por ejemplo Life Style los llaman “Large” y Durex los bautizó “Comfort XL”
Finalmente si tu pene mide menos de 12 cm es necesario que busques una marca que cuente con preservativos S, XS o incluso XXS. Generalmente se venden bajo el sinónimo de “adherentes” para disminuir pudores. Durex tiene su versión llamada “Close Fit” y por internet puedes acceder a la marca internacional EXS Snug Fit que además vende paquetes con distintos tamaños para que encuentres el que te queda como de sastre.
Recuerda también que para lubricar tus relaciones sexuales, debes usar lubricantes a base de agua, silicona. Lubricantes oleosos, vaselinas, aceites de bebe y cualquier fórmula que contenga aceites pueden dañar el preservativo.
Último dato siguiendo el ejemplo de los pies: nadie camina por senderos rocosos con pantuflas. Si vas a tener sexo duro o relaciones anales, usa un preservativo reforzado o especial para resistir más fricción.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest