¡ADICCIÓN AL SEXO!

Tomarse una copita de vino durante las comidas no significa ser alcohólico. No poder disfrutar la comida si no hay vino, empieza a serlo.
De la misma forma, tener deseos y relaciones sexuales frecuentemente no es un problema. El problema es que estos interfieran con el funcionamiento global de la persona.

La Dependencia Sexual o Sex Addiction se trata de un comportamiento sexual hiperactivo, mantenido en el tiempo y donde la persona no logra controlar sus impulsos, aún cuando estos puedan ser peligrosos o autodestructivos.
Las personas con este tipo de dependencia gastan obsesivamente energías, tiempo y dinero en sexo. Organizan sus vidas para buscar y obtener oportunidades de relaciones sexuales pero, generalmente, el placer que obtienen se ve disminuido por sensaciones de culpa, ansiedad, frustración, rabia y vergüenza que él o la dependiente busca evadir teniendo más sexo, instaurando así el círculo vicioso de la dependencia.
Existen distintos tipos de Adicción al Sexo. Algunos dependientes buscan un tipo específico de práctica y otros buscan sexo indiscriminado. Algunos contratan trabajadores/as sexuales y otros prefieren los intercambios cibernéticos o virtuales, pero el factor común es un malestar generalizado que puede desencadenar cuadros ansiosos o depresivos importantes.
Ser Dependiente del Sexo, como todas las dependencias, genera problemas interpersonales con la pareja, familia, colegas y amigos, teniendo como consecuencia secundaria soledad y marginación.
En Estados Unidos y Europa existen grupos de Auto Ayuda parecidos a los Alcohólicos Anónimos. Chile lamentablemente no cuenta con ninguno. Si crees que eres un dependiente del sexo pide ayuda terapéutica lo antes posible. Como todos los problemas sexuales, mientras antes consultes, mejor pronóstico tiene el tratamiento.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest